Un escáner portátil de uñas puede reducir las hospitalizaciones por cáncer en un 50%

El cáncer sigue siendo la principal causa de muerte a nivel mundial, con 10 millones de fallecimientos en 2020. Solo en Estados Unidos, un millón de personas reciben quimioterapia cada año. Inspirados por la necesidad de mejorar las estrategias de tratamiento, un grupo de investigadores del MIT ha desarrollado un monitor portátil diseñado para ayudar a los pacientes a rastrear su recuento de glóbulos blancos. Según los investigadores, este dispositivo podría «eliminar el 50 por ciento de las hospitalizaciones» en casos de cáncer.

El proyecto nació en el Consorcio Madrid-MIT M+ Vision (MIT linQ), una iniciativa que fomenta el emprendimiento médico. Los fundadores de Leuko Labs se enfocaron en un desafío importante en el tratamiento del cáncer: el único método para monitorear el recuento de glóbulos blancos es a través de extracciones de sangre, lo cual no es ideal.

Aproximadamente cada 21 días, los pacientes con cáncer se someten a quimioterapia, lo que disminuye su recuento de glóbulos blancos y aumenta su vulnerabilidad a las infecciones. El cofundador de Leuko, Carlos Castro-González, destacó que uno de cada seis pacientes con cáncer sometidos a quimioterapia desarrollará una infección cuando sus glóbulos blancos estén críticamente bajos, y algunas de estas infecciones lamentablemente terminan en muertes.

Con esta necesidad significativa, Leuko desarrolló una solución no invasiva llamada PointCheck. Este dispositivo, que se asemeja a un escáner de huellas dactilares futurista, utiliza un sistema óptico que puede ver a través de la piel y contar los glóbulos blancos mientras fluyen frente a una lente en miniatura. Aunque no puede proporcionar un recuento exacto, puede determinar si los pacientes están por encima o por debajo del peligroso umbral de 500 neutrófilos, el tipo más común de glóbulos blancos.

Los beneficios de este avance en la atención médica podrían impactar a millones de personas en todo el mundo que se someten a tratamiento contra el cáncer. Las estimaciones de investigación sugieren que eliminaría el 50 por ciento de las hospitalizaciones. Además, permitiría una mayor precisión en las dosis de quimioterapia, ya que Castro-González descubrió durante sus rotaciones clínicas que muchos pacientes podrían tolerar dosis más altas.

Fuente

Comentarios

No hay comentarios aún. ¿Por qué no comienzas el debate?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.