La tripulación de la NASA emerge de una misión simulada de un año en Marte

Esta semana, una misión simulada de la NASA en Marte llegó a su fin cuando un equipo de cuatro personas emergió de su nave tras un año de aislamiento en la Tierra. Los cuatro voluntarios pasaron poco más de 12 meses en el primer entorno simulado de Marte de la NASA, ubicado en el Centro Espacial Johnson en Houston. El sábado por la tarde salieron del hábitat aislado.

Kelly Haston, Anca Selariu, Ross Brockwell y Nathan Jones comenzaron el estudio el 25 de junio de 2023 como el primer equipo del proyecto de Análogos de Exploración de Salud y Rendimiento de la Tripulación (CHAPEA) de la NASA, que tiene como objetivo prepararse para futuras misiones a Marte.

Haston, la comandante de la misión, comenzó la breve ceremonia de bienvenida con un simple «Hola», según un informe de Associated Press. “Es realmente maravilloso poder decir ‘hola’ a todos ustedes”.

Jones, médico oficial de la misión, reflexionó sobre su tiempo en confinamiento. “Los 378 días pasaron rápidamente”, dijo.

Dentro del hábitat de 157 metros cuadrados, el cuarteto vivió y trabajó para simular una misión a Marte. Realizaron caminatas espaciales simuladas, o «paseos por Marte», cultivaron y cosecharon vegetales para complementar sus provisiones, y mantuvieron el hábitat y el equipo. La misión tenía como objetivo establecer las condiciones para futuras operaciones en Marte, enfrentando desafíos como recursos limitados, aislamiento y retrasos en la comunicación de hasta 22 minutos con la Tierra.

Steve Koerner, subdirector del Centro Espacial Johnson, destacó el enfoque de la misión en la nutrición y sus efectos en el rendimiento. El trabajo “fue ciencia crucial mientras nos preparamos para enviar personas al planeta rojo”, dijo. “Han estado separados de sus familias, sometidos a un plan de comidas cuidadosamente prescrito y bajo mucha observación”.

La misión concluyó con un toque en la puerta del hábitat por Kjell Lindgren, astronauta y subdirector de operaciones de vuelo. Los cuatro voluntarios emergieron, expresando gratitud entre ellos y hacia quienes los apoyaron. Compartieron ideas sobre una posible misión tripulada a Marte y la vida en la Tierra.

Brockwell enfatizó la importancia de la sostenibilidad: “Estoy muy agradecido por haber tenido esta increíble oportunidad de vivir durante un año dentro del espíritu de la aventura planetaria hacia un futuro emocionante, y estoy agradecido por la oportunidad de vivir la idea de que debemos utilizar recursos no más rápido de lo que pueden ser repuestos y producir desechos no más rápido de lo que pueden ser procesados de vuelta en recursos”, dijo.

“No podemos vivir, soñar, crear o explorar a largo plazo si no vivimos estos principios. Pero si lo hacemos, podemos lograr y mantener cosas increíbles e inspiradoras como explorar otros mundos”, añadió.

Fuente

Comentarios

No hay comentarios aún. ¿Por qué no comienzas el debate?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.