Despachos ficticios usan IA para enviar amenazas de derechos de autor y manipular el SEO

Esta nueva estrategia se basa en el envío masivo de notificaciones de infracción de derechos de autor falsas utilizando inteligencia artificial, lo que les permite generar una apariencia de legitimidad a las demandas. De esta manera, estos falsos despachos de abogados buscan engañar a los sitios web afectados para obtener ganancias rápidas a través de métodos de optimización de motores de búsqueda. Esta forma de fraude no solo engaña a los propietarios de sitios web, sino que también puede dañar la reputación de las empresas legítimas. Es importante que los propietarios de sitios web estén alerta y verifiquen la autenticidad de las reclamaciones de derechos de autor que reciben.

En una situación que resuena con cualquier propietario de un sitio web personal o de hobby, la recepción de un aviso de infracción de derechos de autor por parte de un despacho de abogados puede desencadenar un pánico inmediato. Esta es una historia que involucra a Ernie Smith, escritor detrás del boletín Tedium, quien enfrentó una situación peculiar tras recibir una notificación de «Commonwealth Legal», una firma que afirmaba representar a la «división de Propiedad Intelectual» de Tech4Gods.

El conflicto surgió por el uso de una foto de un llavero de Unsplash en un artículo sobre una inusual experiencia con Uber. La firma exigía a Smith añadir de inmediato un crédito a su cliente a través de un enlace, bajo la amenaza de «activar» un caso legal si no se cumplía en cinco días hábiles. Curiosamente, la solicitud subrayaba que la eliminación de la imagen no resolvería el asunto, lo cual, según interpretaciones de la DMCA 512(c), contradice la protección ofrecida a quienes eliminan material infractor de forma expedita sin conocimiento previo de la infracción.

La investigación de Smith y 404 Media reveló múltiples incongruencias con Commonwealth Legal. Para empezar, la firma, teóricamente basada en Arizona (que no es un commonwealth), probablemente no exista. Su dominio web fue registrado recientemente, con indicios de ubicación canadiense, y la dirección física proporcionada no corresponde con la realidad. Además, la página del bufete mostraba imágenes de stock y listas de abogados con aspecto generado por inteligencia artificial, según confirmó Reality Defender, una firma de detección de IA. Las biografías de estos abogados presentaban credenciales dudosas y especializaciones improbables.

Este caso destapa una estrategia cuestionable en el mundo del SEO: la creación de firmas y demandas falsas para obtener enlaces de retroceso. Estos enlaces, valiosos para el posicionamiento en buscadores, son a menudo el objetivo de prácticas poco éticas en el mercado de la optimización para motores de búsqueda. A pesar de los esfuerzos de Google y otros buscadores por evaluar la calidad de los enlaces, la manipulación mediante tácticas fraudulentas sigue siendo un desafío persistente.

El propietario de Tech4Gods, interrogado sobre la imagen disputada, negó la propiedad de esta y sugirió que un antiguo contratista podría estar intentando sabotear su posicionamiento web mediante enlaces spam. Al momento de la consulta, Smith no había recibido respuesta de «Commonwealth Legal», dejando el asunto en un limbo intrigante.

Fuente

Comentarios

No hay comentarios aún. ¿Por qué no comienzas el debate?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.