Startup india imprime motor de cohete en 3D en solo 72 horas

A finales de mayo, desde la costa este de la India, despegó un cohete que cuenta con el primer motor de cohete del mundo impreso en 3D como una sola pieza. Este hito fue logrado por la startup Agnikul, que fabricó el motor en solo 72 horas. La empresa espera que este enfoque permita lanzamientos de cohetes «a demanda» para operadores de pequeños satélites.

Agnikul, con sede en Chennai, no es la única empresa privada en el sector espacial que depende en gran medida de la impresión 3D. Relativity Space y Rocket Lab también utilizan esta tecnología para construir sus vehículos de lanzamiento. Sin embargo, lo que diferencia a Agnikul es que su motor se imprime en una sola vez, en lugar de como múltiples componentes que luego deben ensamblarse, lo que acelera significativamente el tiempo de fabricación.

El 30 de mayo, la compañía llevó a cabo su primer lanzamiento suborbital impulsado por este motor. Un cohete de una sola etapa despegó desde el Centro Espacial Satish Dhawan de la Organización India de Investigación Espacial (ISRO) en la isla de Sriharikota, en Andhra Pradesh, alcanzando una altitud de 6,5 kilómetros antes de amerizar en el océano.

«El desempeño fue muy exitoso», afirmó Moin SPM, cofundador y director de operaciones. «Cumplió con todos los objetivos de la misión, por lo que tenemos mucha confianza en las tecnologías que hemos desarrollado».

El primer producto comercial de la empresa será un cohete de dos etapas llamado Agnibaan, que medirá 18 metros de altura, contará con ocho motores y podrá llevar una carga útil de 300 kilogramos a una altitud de alrededor de 700 km. El vehículo de lanzamiento utilizado en la prueba de mayo tenía solo 6 metros de altura y contaba con un solo motor, lo que equivale aproximadamente a la segunda etapa de Agnibaan.

El lanzamiento sirvió para probar todos los subsistemas clave necesarios para un lanzamiento orbital, incluyendo la computadora de vuelo, la aviónica, los sistemas de guiado y navegación, así como la propia plataforma de lanzamiento, que fue construida específicamente para la misión.

El equipo alcanzó su objetivo de 6 kilonewtons de empuje y logró realizar con éxito una maniobra de corrección por viento, ajustando la trayectoria del cohete en pleno vuelo para compensar los efectos del viento. Además de validar la tecnología, SPM destacó que obtuvieron experiencia valiosa tanto en los procesos de fabricación como en las operaciones de lanzamiento.

El lanzamiento también confirmó la validez del enfoque de fabricación no convencional de la empresa. La construcción de un motor de cohete utilizando métodos convencionales puede llevar meses, seguidos de pruebas de calificación extensivas para asegurar que cumpla con las especificaciones requeridas. Utilizando una impresora 3D de metales de la empresa alemana EOS, Agnikul produjo su motor en aproximadamente tres días. El motor se imprimió en inconel, una aleación de alto rendimiento de níquel y cromo que puede soportar altas temperaturas y cargas mecánicas. La máquina también genera automáticamente un informe que detalla cualquier desviación durante la impresión, eliminando la necesidad de una calificación post-fabricación.

El montaje del resto del cohete e integración del motor tomó aproximadamente dos semanas. La empresa asegura que esto abre la puerta a ofrecer servicios de lanzamiento «a demanda» y de bajo costo para operadores de pequeños satélites, que de otro modo tendrían que esperar para compartir un lanzamiento en un cohete más grande.

El gran desafío ahora será pasar de un solo motor a un grupo de siete en la primera etapa de Agnibaan, señaló Srinath Ravichandran, cofundador y CEO. Esto plantea todo tipo de desafíos, desde equilibrar el empuje entre los motores al despegue hasta gestionar las interacciones de las columnas de escape cuando los motores se inclinan para alterar la trayectoria. «Pero estos son problemas que la gente ha resuelto», dijo. «Creemos que deberíamos poder ajustarlo para nuestra misión y seguir adelante».

Fuente

Comentarios

No hay comentarios aún. ¿Por qué no comienzas el debate?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.