Un controvertido sistema de inteligencia artificial para detectar armas llegó a los metros de NYC según correos internos

El alcalde de Nueva York, Eric Adams, ha decidido probar la tecnología de detección de armas de Evolv en las estaciones de metro de la ciudad, a pesar de las advertencias de la empresa de que sus productos no están diseñados para operar eficazmente en dichos entornos. La iniciativa sigue a un incidente trágico donde una persona fue empujada a las vías del tren. Esta decisión ha generado críticas debido a la ineficacia previa de la tecnología en otros entornos, como hospitales, y por los posibles problemas de derechos civiles que conlleva un aumento de las medidas de seguridad.

Evolv, la empresa detrás de la tecnología, inicialmente no consideró las estaciones de metro como un escenario viable para su producto Evolv Express, lanzado en 2019. A pesar de esto, la administración de Adams, motivada por comparaciones de seguridad entre Nueva York y lugares como Disney World, y posiblemente influenciada por conexiones previas entre la NYPD y empleados de Evolv, ha decidido seguir adelante con la prueba.

Las críticas no se han hecho esperar. Expertos en derechos civiles y tecnología han cuestionado la efectividad de la tecnología en un sistema de tránsito tan vasto y complejo como el de Nueva York. Además, los problemas anteriores con la tecnología de Evolv, incluyendo altas tasas de falsos positivos y la incapacidad de detectar armas de manera confiable en entornos escolares, han aumentado las preocupaciones sobre la viabilidad y la ética de su implementación.

La posible adopción de esta tecnología en el metro plantea preguntas no solo sobre su efectividad, sino también sobre el aumento de la presencia policial y las implicancias para la privacidad y la libertad de los ciudadanos. Además, la reciente investigación de la SEC sobre Evolv, tras acusaciones sobre prácticas de marketing engañosas, pone en duda la credibilidad de la empresa y su tecnología.

Mientras la ciudad de Nueva York contempla un período de prueba de 90 días para la tecnología de Evolv, la oposición y el escepticismo continúan creciendo. Si bien la administración de Adams insiste en que la seguridad es su prioridad, muchos ven esta medida como una solución superficial que no aborda las causas fundamentales de la violencia y el crimen en la ciudad.

Fuente

Comentarios

No hay comentarios aún. ¿Por qué no comienzas el debate?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.